Home » Oración de inicio

Oración de inicio

Una vela natural nos recuerda lo que es el corazón de la oración: calor, luz y presencia.

Cada momento que la encendemos y la apagamos en un gesto ritual, se puede decir: “Mi luz y mi alegría es el Señor”, “Ven, Espíritu de la luz; ven, fuego divino”.

Algo esta vivo y presente, algo está vigilante, cuando una candela arde prendida por el hombre. No menos luminoso debe ser el corazón del creyente.

Jesús dijo: “Donde haya dos o más reunidos en mi nombre ahí estoy yo en medio de ellos”.

Que la luz que hoy encendemos, sea símbolo de la presencia de Jesús en medio de nosotros.

 

candle